ACCESSIBILITY Accessibility

Recesión de las encías

 
(503) 262-1996

La recesión gingival (encías retraídas) se refiere a la pérdida progresiva de tejido de las encías, que con el tiempo puede resultar en la exposición de la raíz del diente si no se trata. La recesión de la encía es más común en adultos mayores de 40 años, pero el proceso puede comenzar en la adolescencia.

La recesión de la encía puede ser difícil de autodiagnosticar en sus etapas iniciales porque los cambios con frecuencia ocurren sin síntomas y gradualmente. Las consultas dentales regulares ayudarán a prevenir la recesión de la encía y evaluar los factores de riesgo.

Los siguientes síntomas pueden indicar recesión de la encía:

  • Dientes sensibles: cuando las encías se retraen lo suficiente como para exponer el cemento que protege la raíz del diente, los tubos de dentina inferiores se volverán más susceptibles al estímulo externo.
  • Raíces visibles: se trata de una de las principales características de un caso más severo de recesión de la encía.
  • Dientes de aspecto más largo: las personas que experimentan recesión gingival con frecuencia tienen una sonrisa “dientuda”. La longitud de los dientes es perfectamente normal, pero se ha perdido el tejido de la encía, haciendo que los dientes parezcan más largos.
  • Halitosis, inflamación y sangrado: estos síntomas son característicos de la gingivitis o enfermedad periodontal. Una infección bacteriana ocasiona que las encías se retraigan de los dientes y puede causar la pérdida de dientes si no se trata de inmediato. 

Causas de la recesión de la encía

La recesión de la encía es un problema increíblemente generalizado que los odontólogos diagnostican y tratan de forma diaria. Es importante examinar cuidadosamente las áreas afectadas y establecer un diagnóstico correcto del problema subyacente real. Una vez que se ha determinado la causa de recesión de la encía, pueden realizarse procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos para detener el progreso de la recesión y prevenir que ocurra en el futuro.

Las causas más comunes de recesión gingival son:

  • Cepillado excesivamente agresivo: el cepillado excesivo puede ser casi tan peligroso para las encías como el cepillado deficiente. Cepillar demasiado fuerte o cepillar con un cepillo de cerdas duras puede erosionar el esmalte dental en la línea de la encía e irritar o inflamar el tejido de la encía.
  • Higiene bucal deficiente: cuando el cepillado y el uso del hilo dental se realizan incorrectamente o no se realizan, la acumulación de placa puede comenzar a afectar los dientes. La placa contiene varias toxinas bacterianas que pueden promover la infección y erosionar la mandíbula subyacente.
  • Mascar tabaco: todo tipo de uso de tabaco posee efectos devastadores en toda la cavidad oral. Mascar tabaco en particular agrava el recubrimiento gingival de la boca y causa la recesión de la encía si se usa continuamente.
  • Enfermedad periodontal: la enfermedad periodontal puede ser resultado de una higiene bucal inapropiada o ser causada por enfermedades sistémicas tales como la diabetes. El azúcar en exceso en la boca y el estrechamiento de los vasos sanguíneos que experimentan los diabéticos crea un ambiente perfecto para las bacterias orales. La bacteria causa una infección que progresa con mayor profundidad en la encía y el tejido del hueso, y con el tiempo resulta en la pérdida del diente.

Tratamiento de la recesión de la encía

Cada caso de recesión de la encía es levemente diferente y en consecuencia existen numerosos tratamientos disponibles. La naturaleza del problema que causó el inicio de la recesión debe tratarse primero.

Si técnicas de cepillado excesivamente agresivas están erosionando la encía, debe usarse un cepillo de dientes más suave y una técnica de cepillado más suave. Si una mala higiene bucal es el problema, puede recomendarse profilaxis (limpieza dental profesional) para remover los residuos y bacterias de las bolsas de la encía. En caso de acumulación severa de sarro, se procederá a la eliminación de sarro y alisado radicular para curar la inflamación gingival y limpiar los dientes.

Una vez que se ha tratado la causa de la recesión gingival, puede recomendarse cirugía de naturaleza cosmética o de restauración. La regeneración del tejido de la encía y el injerto de encía son dos formas excelentes de restaurar la simetría natural a las encías y lograr que la sonrisa se vea más agradable a nivel estético. 

Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de las enfermedades periodontales, los tratamientos periodontales o la recesión de las encías, consulte a su odontólogo.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More