ACCESSIBILITY Accessibility

Las enfermedades periodontales y el embarazo

 
(503) 262-1996

Los investigadores han demostrado que las madres embarazadas con enfermedades periodontales exponen a sus hijos por nacer a distintos riesgos, en especial si también son diabéticas.

Las enfermedades periodontales suelen comenzar con una infección bacteriana en el tejido de las encías (tejido gingival) que destruye progresivamente tanto al tejido como al hueso subyacente. Si no se recibe tratamiento, la infección bacteriana provoca una inflamación en el organismo que puede profundizar de manera significativa las bolsas en las encías (el espacio entre los dientes y las encías) y obligar a que las encías y la mandíbula se retraigan.  Con el tiempo, la naturaleza progresiva de las enfermedades periodontales provoca que las piezas dentales se aflojen, pierdan estabilidad y, tiempo después, se caigan.

El embarazo genera muchos cambios hormonales que aumentan los riesgos que corren las embarazadas de sufrir una gingivitis (inflamación del tejido de las encías) y enfermedades periodontales. Muchos estudios vinculan esos problemas bucales con la preeclampsia, el bajo peso del bebé al nacer y los nacimientos prematuros. Las embarazadas deben recibir tratamientos inmediatos contra las enfermedades periodontales para reducir el riesgo de sufrir complicaciones previas y posteriores a dar a luz.

Motivos para relacionar ambas situaciones

Existen muchos motivos distintos por los cuales las enfermedades periodontales pueden afectar la salud de la madre y su hijo por nacer:

  • Prostaglandina: aparentemente, las enfermedades periodontales elevan los niveles de prostaglandina en las madres que sufren los tipos más avanzados de estas enfermedades. La prostaglandina es una sustancia que induce el trabajo de parto y que se encuentra en una cepa bacteriana oral vinculada con la periodontitis. Los niveles elevados de prostaglandina pueden provocar nacimientos prematuros y bajo peso del bebé al nacer.
  • Proteína C reactiva (PCR): esta proteína, que anteriormente se vinculaba con las enfermedades cardíacas, ahora se vincula con resultados adversos en el embarazo como la preeclampsia y los nacimientos prematuros. Las infecciones periodontales elevan el nivel de proteínas C reactivas y aumentan la respuesta natural inflamatoria del organismo. Las bacterias periodontales pueden ingresar al torrente sanguíneo y hacer que el hígado produzca PCR, lo que inflamará las arterias y también podría formar coágulos.  Esos efectos inflamatorios pueden provocar que las arterias se tapen, generando infartos de miocardio y accidentes cardiovasculares.
  • Propagación bacteriana: las bacterias que colonizan en las bolsas de las encías pueden desplazarse a toda velocidad por el torrente sanguíneo y afectar otras partes del organismo. En el caso de mujeres embarazadas, los investigadores descubrieron que las bacterias orales y los patógenos vinculados colonizan en las glándulas mamarias internas y en las arterias coronarias.

Diagnóstico y tratamiento

Las mujeres embarazadas disponen de muchos tipos de tratamientos no quirúrgicos completamente seguros. La detención del avance de la enfermedad periodontal es primordial para aumentar las posibilidades de que el parto sea seguro y sin problemas para la salud.

En un principio, el odontólogo evaluará las condiciones precisas en que se encuentran las encías y la mandíbula para realizar un diagnóstico exacto. La eliminación del sarro y el alisado radicular son dos procedimientos no quirúrgicos comunes para deshacerse del sarro en dientes y raíces y eliminar las toxinas bacterianas de las bolsas de las encías.

Las ventajas para las mujeres embarazadas son muchas. El riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo debido a enfermedades periodontales se reduce hasta un 50 %, y esos tratamientos aliviarán muchos de los efectos perjudiciales y molestos relacionados con infecciones periodontales y gingivitis.

El odontólogo puede ofrecer a las embarazadas, conocimientos sobre el cuidado bucal y recomendaciones para cuidarse eficazmente en sus casas y así reducir los riesgos para su salud y la de su bebé. Los riesgos de padecer enfermedades periodontales pueden reducirse en gran medida con los debidos cuidados en casa, al dejar de fumar, modificar la alimentación y consumir complementos vitamínicos.

Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de las enfermedades periodontales y sus efectos en el embarazo, consulte a su odontólogo.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More