ACCESSIBILITY Accessibility

El cuidado después de la ortodoncia: retenedores

 
(503) 262-1996

Cuando finalmente se quitan los aparatos, comienza la fase de “retención” para la mayoría de los pacientes. El objetivo de esta fase es asegurarse de que los dientes no vuelvan a su posición anterior. Se utilizará un retenedor para mantener la posición mejorada de los dientes.  Un retenedor es un aparato dental fijo o removible que el ortodoncista realiza a medida para adaptarse a los dientes. Los retenedores generalmente son de plástico transparente y alambres finos para optimizar la comodidad del paciente.

Los retenedores se utilizan durante distintos plazos en función del tipo de tratamiento de ortodoncia y la edad del paciente. Se requiere perseverancia y compromiso para que esta etapa final del tratamiento resulte exitosa. Si el retenedor no se utiliza según lo indicado, el tratamiento puede fracasar o tomar más tiempo de lo esperado.

¿Qué tipos de retenedores existen?

Existe una variedad de retenedores, cada uno diseñado para tratar un tipo distinto de problema dental. El ortodoncista recomendará un retenedor en función de la naturaleza del diagnóstico original y del plan de tratamiento de ortodoncia.

Estos son algunos de los tipos más frecuentes de retenedores:

  • Retenedor tipo Hawley: el retenedor tipo Hawley se compone de un alambre metálico sobre un arco de acrílico. El ortodoncista puede ajustar el alambre metálico en forma periódica para asegurarse de que los dientes permanezcan en la posición deseada. El arco de acrílico está diseñado para encajar de forma cómoda en las paredes linguales o en el paladar de la boca.
  • Essix: el retenedor Essix es el retenedor formado al vacío (RFV) que se utiliza con mayor frecuencia. Inicialmente se realiza un molde de los dientes en su nueva posición y luego se crean férulas dentales de PVC para colocarse sobre el arco en su totalidad. Los RFV son mucho más económicos que muchos otros tipos de retenedores y no afectan la apariencia estética de la sonrisa de la misma forma que el retenedor tipo Hawley. La desventaja de los RFV es que se rompen y se rayan más fácilmente que otros tipos de retenedores.
  • Retenedores fijos: un retenedor fijo es similar a un aparato lingual en el hecho de que se fijan en algunos dientes del lado de la lengua. Generalmente, un retenedor fijo se utiliza en casos en los que se ha producido un movimiento rápido o sustancial de los dientes. Por lo general se compone de un solo alambre. La tendencia de los dientes a moverse rápidamente también implica que son más propensos a regresar a su posición anterior si no se coloca un retenedor fijo.

¿Qué debo tener en cuenta al utilizar un retenedor?

Estos son algunos puntos básicos a tener en cuenta para el correcto uso y mantenimiento del retenedor.

No pierda el aparato: los retenedores removibles pueden extraviarse fácilmente. Se aconseja colocar el retenedor en el estuche en el que vino mientras come, bebe y se cepilla los dientes.  Dejar el retenedor doblado sobre una servilleta en un restaurante o baño público puede ser muy costoso si se pierde, ya que deberá crearse un reemplazo.  Un estuche de un color brillante es un excelente recordatorio.

No beba mientras use el retenedor: es tentador tomar mientras usa el retenedor debido a que el dispositivo no genera molestias. Sin embargo, el exceso de líquido atrapado debajo de las férulas puede intensificar ampliamente la exposición de los dientes al ácido y aumentar la probabilidad de desarrollar caries.

No coma mientras use el retenedor: puede ser complicado y molesto comer mientras usa un retenedor removible y además puede dañar el dispositivo. Los alimentos pueden quedar atrapados en el alambre del retenedor tipo Hawley o debajo del paladar y provocar mal aliento. Al utilizarlos de forma simultánea en el arco superior e inferior, los RFV no permiten que los dientes se junten. Esto significa que es casi imposible masticar.

Limpie el retenedor correctamente: los retenedores removibles pueden convertirse en caldos de cultivo para el sarro y las bacterias. Es fundamental limpiar bien el interior y el exterior del dispositivo con la mayor frecuencia posible. Los retenedores tipo Hawley pueden limpiarse con un cepillo de dientes. Debido a que las cerdas duras pueden dañar la superficie de PVC de un retenedor formado al vacío, se recomienda un limpiador de dentaduras o un limpiador especializado de retenedores para este tipo de dispositivos.

Utilice el retenedor según lo indicado: esta fase del tratamiento es fundamental. Ya ha pasado la fase de trabajo arduo; se le han quitado los aparatos y ahora es tentador no utilizar el retenedor durante el tiempo que el ortodoncista le recomienda.  Los retenedores son necesarios para brindarles a los músculos, tejidos y huesos un tiempo para estabilizar los dientes en su nueva posición. No utilizar el retenedor según lo indicado puede tener consecuencias lamentables, tales como que los dientes regresen a su posición original, gastos adicionales y tiempo perdido.

Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de los retenedores, comuníquese con nuestro consultorio.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More