ACCESSIBILITY Accessibility

Signos y síntomas de las enfermedades periodontales

 
(503) 262-1996

Las enfermedades periodontales (también conocidas como periodontitis y enfermedades de las encías) son afecciones progresivas y la principal causa de pérdida de piezas dentales en adultos en los países desarrollados. Se producen cuando las toxinas ubicadas en la placa comienzan a irritar o inflamar la gingiva (las encías). La infección resultante, que suele conocerse como gingivitis, puede ocasionar con el tiempo la destrucción del tejido de las encías y el hueso subyacente. Si no se trata, la enfermedad periodontal también puede producir que los dientes se aflojen o se caigan.

Existen muchos tipos comunes de enfermedad periodontal, incluidas las formas agresiva, crónica, necrotizante y la periodontitis relacionada con enfermedades sistémicas. Cada uno de estos tipos de enfermedad periodontal tiene sus propias características y síntomas distintivos, y todos requieren que el odontólogo proporcione tratamientos inmediatos para detener la pérdida posterior de hueso y tejidos.

Signos y síntomas comunes

Es sumamente importante mencionar que las enfermedades periodontales pueden avanzar sin que se presente ningún signo o síntoma tal como el dolor. Es por esto que son tan importantes los controles dentales periódicos. A continuación encontrará algunos de los signos y síntomas más comunes de la periodontitis.

Si tiene alguno de estos signos o síntomas, debe consultar a un odontólogo general o a un periodoncista lo más pronto posible.

  • Sangrados inexplicables: el sangrado al cepillarse los dientes, usar hilo dental o comer es uno de los síntomas más comunes de una enfermedad periodontal. Las toxinas ubicadas en la placa generan una infección bacteriana que hace que los tejidos sean propensos a sangrar.
  • Dolor, enrojecimiento o inflamación: también es posible que haya una enfermedad periodontal si las encías se hinchan, enrojecen o duelen sin razón aparente. Es esencial que se detenga el avance de la infección antes de que afecte al tejido de las encías y la mandíbula. También es fundamental tratar la infección antes de que pase por el torrente sanguíneo a otras zonas del organismo.
    Dientes que se ven más largos: las enfermedades periodontales pueden provocar una recesión de las encías. Las toxinas producidas por las bacterias pueden destruir el tejido de apoyo y los huesos, haciendo que los dientes parezcan más largos y que la sonrisa luzca más “dientuda”.
  • Mal aliento/halitosis: pese a que el mal aliento puede originarse en la parte posterior de la lengua, los pulmones y el estómago, debido al alimento que ingerimos o al cigarrillo, el mal aliento podría estar causado por viejas partículas de comida atrapadas entre los dientes y debajo de la línea de las encías. Las bolsas más profundas de las encías pueden albergar más desperdicios y bacterias, causando malos olores.
  • Dientes flojos/cambios en el patrón de mordida: el hecho de que los dientes se aflojen o desplacen en el área afectada es un signo de una periodontitis que avanza rápidamente. A medida que se destruye el tejido óseo, los dientes que alguna vez estuvieron unidos firmemente a la mandíbula se aflojan y podrían cambiar de posición.
  • Pus: la supuración de pus entre los dientes es un signo definitivo de que una enfermedad periodontal está en marcha. El pus es una consecuencia de los intentos del organismo por combatir la infección bacteriana.

Tratamientos contra enfermedades periodontales

Es primordial detener el avance de la enfermedad periodontal antes de que cause más daños a los tejidos de las encías y a la mandíbula. En principio, el odontólogo evaluará la totalidad de la boca para determinar el avance de la enfermedad. Cuando se haya realizado un diagnóstico, el odontólogo podrá hacer frente a la infección bacteriana con antibióticos y un tratamiento quirúrgico o no quirúrgico o ambos.

En caso de que la enfermedad periodontal sea moderada, se quitarán completamente los desechos ubicados en las bolsas (debajo de la línea de las encías) de los dientes mediante un procedimiento llamado eliminación del sarro y alisado radicular. Pueden aplicarse antibióticos en las bolsas para ayudar a que se curen y exterminar las bacterias remantes.

Las periodontitis graves pueden tratarse de varias maneras distintas. Entre los tratamientos posibles se encuentran:

  • Tratamiento con láser: utilizado para reducir el tamaño de las bolsas entre los dientes y las encías.
  • Injertos de tejidos y hueso: si se destruyó una porción significativa del hueso o del tejido de las encías, es posible que el odontólogo decida injertar tejidos nuevos colocando una membrana que estimule el crecimiento del tejido.
  • Cirugía para eliminar bolsas: es posible que el odontólogo decida realizar una “cirugía de colgajo” para reducir directamente el tamaño de las bolsas de las encías.

Si tiene alguna pregunta acerca de los signos y síntomas de las enfermedades periodontales, consulte a su odontólogo.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More