ACCESSIBILITY Accessibility

Las enfermedades periodontales, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares

 
(503) 262-1996

Las enfermedades periodontales, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares parecerían ser una combinación extraña, pero los investigadores descubrieron que quienes padecen enfermedades de las encías tienen casi el doble de probabilidades de sufrir enfermedades coronarias. Además, los estudios señalan que las infecciones bucales son un factor de riesgo de accidentes cerebrovasculares. Las personas a las que se les diagnosticó un accidente cerebrovascular isquémico también tuvieron una mayor probabilidad de padecer una enfermedad periodontal de algún grado.

Las enfermedades periodontales son una afección progresiva en la cual colonias de bacterias infectan los tejidos gingivales que rodean a los dientes. Las bacterias que se encuentran en la placa colonizan primero por encima de la línea de las encías y luego por debajo, haciendo que los tejidos se alejen de las piezas dentales. Si no se recibe tratamiento, se forman bolsas profundas entre las encías y los dientes y se destruye el tejido de la mandíbula. La destrucción del tejido óseo provoca que los dientes se desplacen, se muevan o se separen completamente del hueso.

Las enfermedades cardíacas coronarias se producen cuando las paredes de las arterias coronarias se vuelven cada vez más gruesas por la acumulación de proteínas grasas. Esto hace que al corazón le falte oxígeno y tenga que esforzarse mucho más para bombear la sangre al resto del organismo. A veces, a los pacientes con enfermedades cardíacas coronarias se les forma un coágulo de sangre que obstruye el flujo sanguíneo normal y reduce la cantidad de oxígeno y nutrientes vitales que el corazón necesita para funcionar correctamente. Este fenómeno suele ocasionar un infarto de miocardio.

Motivos para relacionar ambas afecciones

Existen pocas dudas de que la presencia de una enfermedad periodontal pueda agravar las afecciones cardíacas ya existentes. El periodoncista y el cardiólogo suelen trabajar conjuntamente para tratar a los pacientes que sufren ambas afecciones.

Existen varias teorías que pueden explicar el vínculo entre las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades periodontales. Entre ellas, se incluyen las siguientes:

  • Efectos de las bacterias bucales sobre el corazón: hay muchas cepas distintas de bacterias periodontales. Los investigadores aseguran que algunas de estas cepas bacterianas ingresan al torrente sanguíneo y se adhieren a las placas grasas en los vasos sanguíneos del corazón (las arterias coronarias). Esta adhesión contribuye a que se formen coágulos, y ponen al paciente en grave peligro.
  • Inflamación: las enfermedades periodontales hacen que el tejido de las encías se inflame seriamente, lo que aumenta la cantidad de glóbulos blancos y los niveles de proteínas C reactivas de alta sensibilidad. Los estudios han evidenciado un vínculo entre los niveles elevados de proteínas C reactivas y las enfermedades cardíacas.
  • Susceptibilidad a infecciones: las personas con niveles particularmente altos de bacterias bucales pueden tener sistemas inmunológicos más débiles y una respuesta inflamatoria inadecuada. Estos factores pueden producir efectos vasculares específicos que, según ya se observó, contribuyen a que aparezcan ciertos tipos de enfermedades cardíacas.

Diagnóstico y tratamiento

Puesto que las enfermedades periodontales parecen ser un factor de riesgo tanto de infartos de miocardio como de accidentes cerebrovasculares, es sumamente importante que reciban tratamiento inmediato. En un principio, el periodoncista llevará a cabo exámenes minuciosos para evaluar las condiciones precisas en que se encuentran las piezas dentales, las encías y la mandíbula. Las radiografías pueden ser útiles para determinar si hay una prevalencia de pérdida ósea en el maxilar o en la mandíbula.

El odontólogo puede realizar tratamientos de limpieza profunda, como la eliminación del sarro y el alisado radicular, para eliminar los depósitos de sarro endurecido ubicados en las bolsas de las encías. Es posible que se recete un antibiótico para garantizar la destrucción absoluta de las bacterias y evitar que la infección periodontal se extienda. En la mayoría de los casos, las enfermedades periodontales pueden prevenirse mediante limpiezas habituales y cuidados apropiados en casa.

Si tiene preguntas o inquietudes acerca de las enfermedades periodontales y su relación con las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, consulte a su odontólogo.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More