ACCESSIBILITY Accessibility

Caninos retenidos

 
(503) 262-1996

Los humanos tienen dos caninos superiores (maxilares) y dos caninos inferiores (mandibulares). Los dientes caninos en ocasiones se conocen como cúspides, colmillos o "dientes del ojo" debido a su directa ubicación debajo de los ojos. Los dientes caninos tienen raíces más gruesas y más cónicas que los incisivos y en consecuencia tienen una conexión especialmente firme con la mandíbula. Los dientes caninos tienen la raíz más larga de todos los dientes en la boca humana y son los últimos en salir completamente y caer en su lugar, con frecuencia alrededor de los 13 años.

Un diente retenido esencialmente significa que está bloqueado, atascado o no puede salir totalmente ni funcionar correctamente. Los terceros molares (las muelas del juicio) con frecuencia son víctimas de retención, pero el canino superior es el segundo diente más común en ser retenido. Las muelas del juicio no tienen una función importante en la boca y con frecuencia se extraen; sin embargo, los caninos retenidos son una afección crítica y requieren tratamiento por los siguientes motivos:

  • Cerrar brechas: los caninos son los últimos dientes frontales en se acomodan en su lugar y en consecuencia cierran espacios imperceptibles entre los otros dientes superiores.
  • Primer contacto: los caninos desempeñan una función esencial en el mecanismo de “mordida” de los dientes. Se tocan primero cuando se cierra la mandíbula, y guían a los demás dientes a su posición.
  • Alineación y función correcta: los caninos son esenciales para la alineación y función correcta de los demás dientes en el arco dental. Los caninos faltantes o retenidos pueden afectar significativamente la función y el aspecto estético de la sonrisa.

¿Qué ocasiona la retención de los caninos?

Existen varias causas para la retención de los dientes caninos:

Dientes adicionales: si hay dientes adicionales presentes, la erupción natural del diente canino puede inhibirse. El progreso de erupción del canino puede ser bloqueado directamente por un diente adicional o el posterior apiñamiento puede no dejar espacio en el arco dental para el canino.

Apiñamiento: en algunos casos, una mala alineación de los dientes frontales puede provocar apiñamiento. Los dientes existentes compiten por el espacio, lo que significa que los caninos no tienen espacio suficiente para su función.

Crecimientos inusuales: en ocasiones poco frecuentes, los crecimientos inusuales en el tejido suave de las encías puede restringir el progreso de los dientes caninos, lo que conduce al impacto posterior.

Un examen temprano y detallado de los dientes puede prevenir problemas con caninos retenidos. Es importante que el odontólogo documente el número de dientes presentes cuando el paciente tiene alrededor de 7 años para registrar la presencia o ausencia de dientes caninos. A medida que crece el paciente, es menor la probabilidad de que un diente canino retenido erupcione naturalmente. Si faltan dientes caninos o demoran mucho en salir por completo, el odontólogo puede realizar recomendaciones para un tratamiento apropiado.

Examen oral

El odontólogo inicialmente realiza un examen visual de los dientes, acompañado por una radiografía panorámica o radiografías individuales. Una vez que se ha determinado la causa de la retención, existirán varias opciones de tratamiento disponibles, de acuerdo con la edad del paciente. El objetivo es ayudar a la erupción de los caninos retenidos, y esto puede realizarse hábilmente por el odontólogo, un cirujano oral o un ortodoncista.

¿En qué consiste el tratamiento de caninos retenidos?

Si su boca tiene apiñamiento dental por algún motivo, el odontólogo puede recomendar la extracción de dientes. La extracción en general es realizada bajo anestesia local por un cirujano oral. El canino no erupcionado será expuesto levantando la encía y guiado hacia su lugar usando un soporte especial.

En caso de pacientes más jóvenes, puede colocarse un aparato de ortodoncia para crear un espacio en el arco dental para el canino retenido. La cirugía de caninos retenidos usualmente no requiere internación.  Se recetarán analgésicos según sea necesario y recibirá indicaciones posteriores al tratamiento para su recuperación.

Healthy Smiles

What does your smile say about you? Let us help you radiate confidence with a healthy smile.

Testimonials

Testimonials

View More